Frutas y Hortalizas 100% NATURAL

Entradas Twitter

Fase de la Luna

Seguridad Alimentaria en Agricultura Ecológica

No se porque, han aparecido un grupo de científicos que están incurriendo en terrorismo contra la agricultura ecológica. Encabezados por J. M. Mulet, con su libro y blog, “Los productos naturales ¡vaya timo!”, aférrimo defensor de los transgénicos, veo que poco a poco se les van uniendo otros.

Hoy he leído un artículo en internet que me ha hecho mucha gracia:

«La agricultura convencional es más segura que la ecológica». Andrés Canut, jefe de microbiología de Santiago, que argumenta: «Los estudios microbiológicos detectan que las frutas y hortalizas de las granjas ecológicas están ocho veces más contaminados por microorganismos potencialmente patógenos que los de la agricultura convencional, y las toxinas de hongos son diez veces más frecuentes», sentencia el especialista de Santiago. Esto es, explica, por el uso de estiércol sin compostar o de semillas de «dudosa trazabilidad» (las del brote procedían de Egipto), prácticas «amparadas por una legislación europea y americana sobre los productos biológicos o naturales inconcreta o laxa».

Es de sentido común, que es más sano un alimento, cuanto menos alterado en su proceso natural de crecimiento se encuentre.  Los demás argumentos me sobran, además, para pruebas cientificas, me remito a Mª Dolores Raigón, investigadora de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y otros científicos, que ha puesto de manifiesto científicamente que los cultivos ecológicos (también llamados orgánicos) contienen concentraciones mucho más altas de antioxidantes y de otras varias sustancias beneficiosas para la salud que los de la agricultura industrial, a más de una pequeña cantidad de nitratos, mejor sabor y mejor color.

Está claro que quien no hace las cosas bien (sea en ecológica o en convencional), pone en peligro la seguridad de la cadena alimentaria.

Pero de ahí, a decir que “la agricultura convencional es más segura que la ecológica”, es casi como decir, que «todo aquel que tiene un arma, es un asesino». Está claro que aunque no me gusten las armas, en manos de gente profesional, responsable y formada, velan por nuestra seguridad.

Pues en la agricultura (y da igual que sea ecológica o no), ocurre lo mismo, hay quien hace bien su trabajo porque esta bien formado y asesorado, y sabe lo que hace; y hay quien no lo hace bien, ya sea para producir, por desconocimiento o por irresponsabilidad.

La legislación europea y americana, ampara prácticas incorrectas a los agricultores ecológicos y a los convencionales, ya que permite el uso de pesticidas altamente nocivos, abonos nitrogenados contaminantes, etc, etc, sin hablar ya de los alimentos transgénicos.

Los agricultores ecológicos, tienen un reglamento y un control con sus pertinentes inspecciones, por lo que les avala una certificación de Calidad (que muchos agricultores convencionales no tienen), por lo que los procesos de trazabilidad y la seguridad alimentarias, están aseguradas. Además de promover y defender una soberanía alimentaria y promover una economía local.

¿Cómo se puede hablar así?, demuestran su desconocimiento de como se trabaja en agricultura y además de provocar dudas en el consumidor, hacen despertar sospechas sobre la finalidad de sus comentarios.

Leave a Reply