Frutas y Hortalizas 100% NATURAL

Entradas Twitter

Fase de la Luna

Conserva Casera de Tomates Ecológicos

Botes de conserva de tomate de 1 Kg

Botes de conserva de tomate de 1 Kg

Botes de conserva de tomate de 1 KgLos productos de temporada, son baratos en el momento del máximo de producción, y si sabemos como conservarlos, dispondremos de ellos aunque sea fuera de temporada.

Una conserva casera bien hecha, os podrá aguantar sin ningún problema, un año o incluso más.

Ante todo, quiero darle las gracias a mi madre, Rosa Martínez, de la que aunque solo vais a ver las manos (por petición propia), por transmitirme toda esa sabiduría popular heredada de nuestros antepasados y que las actuales generaciones urbanitas han perdido.

Para empezar, es importante elegir el envase que utilizaremos; tarros de cristal y tapas de metal con recubrimiento plástico interior. En mi caso, he reciclado los botes de legumbres que solemos comprar en casa, con sus tapas, aunque en caso de no tener, podéis comprar tanto botes como tapas.

Luego, escogeremos el tomate a conservar. La variedad no es excesivamente importante, aunque yo os aconsejo el tomate de pera por su consistencia.

Si que es importantísimo que el tomate esté bien maduro y libre de daños o podredumbres. Inspeccionadlos bien y desechad aquellos que no correspondan a la calidad que queráis, ya que es importante para su conservación y para su sabor.

Tomate Roma Recién Recolectado

Tomate Roma Recién Recolectado

Tomate Seleccionado

Tomate Seleccionado

Tomate Desechado

Tomate Desechado

Tiramos los tomates en agua hirviendo

Escaldamos los tomates en agua hirviendo

El método de esterilización que vamos a emplear es la pasteurización, con lo que es muy importante la limpieza de los botes y las tapas.

Para la limpieza de los botes, os aconsejo que la hagáis a mano con agua caliente y detergente, y si tenéis ocasión, después los metáis en un lavavajillas, que hará que la esterilización sea perfecta.

Las tapas podéis hervirlas unos 15 minutos con agua y unas gotitas de vinagre, que evitará depósitos de cal que podrían dificultar su cierre.

Una vez tengamos preparados los botes y seleccionados los tomates, procederemos al escaldado de los tomates con agua caliente para facilitar el pelado. Simplemente con echarlos en agua hirviendo y sacarlos enseguida, es suficiente, no hay que cocinarlos.

Eliminaremos la piel con un pequeño cuchillo, simplemente cortando la corona, deberá salir como una funda ella sola, si no es así, es porque no están bien escaldados.

Pelando tomates

Pelando tomates

Tomate Pelado

Tomate Pelado

Una vez pelados los tomates, procederemos al llenado de los botes. Esta parte debe ser concienzuda, ya que si no se llenan bien o del todo, se nos va a estropear la conserva.

Presionaremos bien con los dedos y ayudados de un cuchillo, extraeremos bien todo el aire, hasta que el jugo del tomate sobresalga del bote, asegurándonos que no queden burbujas de aire.

Una vez llenos, taparemos con fuerza los botes. Si no se tapan bien al esterilizarlos nos entrará agua y tendremos que tirarlo.

Llenado de los botes, presionar bien para evitar que quede aire

Llenado de los botes, presionar bien para evitar que quede aire

Tapado a presión del bote

Tapar con mucha fuerza el bote para que quede hermético

Una vez tapado el bote, se meterá en un bidón metálico, llenándolo de agua hasta cubrir unas 10 cm. los botes, para después hervirlos y esterilizarlos al “baño maría”, que a efectos será como una pasteurización en autoclave. 

La práctica me dice que tenéis que ponerle un trapo en el fondo del bidón y otro entre los botes, para que al moverse durante el hervor no se golpeen los botes y se rompan.

El tiempo de esterilización depende del tamaño del bote, en los de 1 Kg empleamos unos 30 minutos desde que empiece a hervir el agua, en los más pequeños (de mermelada) unos 15 minutos.

Sencillo “autoclave” para el “Baño María”, fijaros en el trapo

Sencillo “autoclave” para el “Baño María”, fijaros en el trapo

Llenamos de agua para poner al fuego

Llenamos de agua hasta cubrir los botes para poner al fuego

Botes al “Baño María” durante media hora

Botes al “Baño María” durante media hora

Sacamos después de enfriar

Sacamos después de enfriar

Tomate listo para etiquetar

Tomate listo para etiquetar

Melocotón y Pera en Almibar

Melocotón y Pera en Almibar

Una vez transcurrido el tiempo se apagará el fuego y se dejará enfriar. Si queréis que la conserva conserve un color brillante, haremos un proceso de enfriado más rápido. Id añadiendo poco a poco agua fría, con cuidado de que el contraste de temperaturas no haga estallar el bote.

Una vez seco el bote y antes de guardarlos en un lugar fresco, os aconsejo que lo etiquetéis, con la fecha de conserva y, en caso que hagáis varios lotes, con un número de lote. Con ello conseguiremos tener una garantía sanitaria y en caso que al abrir un bote, os salga agrio, podréis saber que lote es y podréis ver si el resto están bien.

Además con este sistema de “baño maría”, podeis conservar judías, guisantes, pimientos asados o fritos, mermeladas, tomate frito, pisto, frutas en almíbar, etc.

Ideal para gestionar los excedentes y los destríos por pájaros o granizo de vuestras frutas y verduras.

Sistema sencillo, eficaz y cómodo, así que ya sabeis, aprovechad la temporada, ésto os permitirá tener siempre una despensa bien abastecida y llena de conservas saludables a un precio razonable.

Bon profit.

2 comments to Conserva Casera de Tomates Ecológicos

Leave a Reply